El tratamiento de piel fotoenvejecida o dañada por procesos inflamatorios requiere un protocolo integral que incluye la terapia medica previa al procedimiento y la terapia posterior que permitirá mantener los resultados.

El peeling químico consiste en la aplicación de un exfoliante químico que tiene por finalidad provocar una lesión controlada de la epidermis y la dermis, retirando las capas superficiales y mejorando la apariencia de la piel.

Antes / Después