Es un tipo de emisión dentro del espectro de ondas electromagnéticas que está comprendida entre los infrarrojos y las ondas largas. El objetivo es crear calor: los aparatos de radiofrecuencia producen calor interactuando con las estructuras y moléculas de tejido donde se aplican por un movimiento iónico y por la agitación de las moléculas polares.

INDICACIONES DE LA RADIOFRECUENCIA:

La radiofrecuencia es una técnica no ablativa que ha abierto nuevas posibilidades para tratamientos en los cuales el objetivo sea la mejora de la epidermis y del tejido celular subcutáneo. Por tanto, el uso de la radiofrecuencia en la consulta de medicina estética está indicado en:

  • Flacidez facial
  • Flacidez corporal
  • Acné activo
  • Cicatrices
  • Celulitis o paniculopatias edemato-fibroesclerotica
Antes / Después

Radiofrecuencia en Flacidez facial: Con los sistemas monopolares se producen mejoras de la flacidez facial con eficacia de un 70-80% a los 6 meses, además tiene efectos sobre las arrugas leves. La respuesta varía en función de la calidad del tejido y del grado de flacidez.

Radiofrecuencia en flacidez corporal: En el caso de flacidez corporal es donde más éxito se consigue con la aplicación de calor. Siempre que la flacidez no sea de indicación quirúrgica. El calor mantenido logra una mejoría en los tractos fibrosos que adhieren la piel al tejido celular subcutáneo combatiendo la flacidez. Es más efectivo en aquellas zonas donde la piel es más laxa.

Radiofrecuencia en Acné activo: En el acné, la aplicación de calor hace que disminuya el exceso de grasa, ya que reduce las glándulas sebáceas. Solo es útil en acné leve-moderado, pero no en el severo. En las primeras sesiones parece que hay un empeoramiento para luego mejorar notablemente. La radiofrecuencia permite combinar otros tratamientos a nivel tópico, y no presenta incompatibilidad ni efectos secundarios.

Radiofrecuencia en cicatrices: En la cicatrices la estimulación con calor hace que se reduzcan, aunque no llegan a desaparecer, a no ser que sean muy recientes y todavía estén es fase inflamatoria.

Celulitis o paniculopatia edemato-fibroesclerotica: Celulitis se define como una afección del tejido celular subcutáneo que se presenta en la cara externa de los muslos, la cara interna de las rodillas, los glúteos y el abdomen, la grasa protruye desde la hipodermis hasta la parte inferior de una dermis debilitada en la interfase dermo-hipodérmica. Esto hace que la piel tenga un aspecto acolchado, o de piel de naranja, deformando la superficie cutánea.

Factores predisponentes:

  • Herencia
  • Factores genéticos
  • Dieta inadecuada
  • Estrés
  • Sedentarismo
  • Hábitos tóxicos: fumar, alcohol
  • Fármacos como los anticonceptivos orales
  • Menopausia

El objetivo del tratamiento de celulitis es no curarla sino mejorarla o eliminar todos aquellos aspectos que la van haciendo evolucionar. La radiofrecuencia es una alternativa en el tratamiento de la celulitis, ya que estimula el sistema linfático y arteriovenoso drenando el tejido, estimula el colágeno produciendo una contracción de los septos fibrosos y una formación de colágeno nuevo más compacto que facilita el remodelado de la piel.