La Cavitación ultrasónica es un fenómeno mecánico producido por ondas de baja frecuencia y de alta intensidad energética.

Este método se caracteriza por lograr romper las estructuras de los depósitos grasos localizados. Con la cavitación se van a tocar las zonas que suelen ser resistentes a las dietas de adelgazamiento donde, dado su carácter de almacenamiento, no es fácil eliminar las grasas, tampoco a través del ejercicio o los masajes. Es una técnica no invasiva y un reafirmante muscular y moldeador del cuerpo que obtiene resultados en pocas sesiones.

TECNICA:

Normalmente los tratamientos duran 20 minutos, que se reparten en una sola área de trabajo: abdomen, glúteos, zona externa o interna de la pierna. En cada sesión se promete una reducción de volumen de unos 2cm. Para realizar el tratamiento estético se recomiendan entre 6 y 12 sesiones, una cada semana, tiempo necesario para que el organismo elimine la grasa. Durante el mismo se ha de beber muchos líquidos.

Antes / Después