El diseño común de un Dermaroller™ es un cilindro de unos 2cm de diámetro y 2cm de lado, cuya superficie se encuentra cubierta de más o menos agujas (unas 200) dispuestas en fila, de distintas longitudes.

La combinación de la estimulación de la dermis y la utilización de agentes externos tópicos son los responsables del aumento de la síntesis de colágeno y de su almacenamiento y de su almacenamiento en la unión dermoepidérmica.

Esta técnica es muy útil para:

  • Rejuvenecimiento
  • Flacidez
  • Cicatrices (cicatrices pos Acné)
  • Estrías
  • Manchas
Antes / Después