La dermoabrasión produce un efecto ablativo mecánico que favorece una reepitelización, promoviendo un remodelado dérmico y la producción de colágeno nuevo.

La microdermoabrasión es una variante más superficial de la dermoabrasión en la cual se elimina el estrato corneo de la epidermis, acelerando así el proceso natural de exfoliación.

La microdermoabrasión con punta de diamantes.

Esta técnica no utiliza sales ni cristales, si no una pieza de mano en donde se encuentra una punta recubierta con fragmentos muy pequeños de diamantes, los cuales al entrar en contacto con la piel y al combinarse con movimientos sobre la misma, producen un efecto dermoabrasión.

Antes / Después